viernes, 18 de noviembre de 2011

El lider interior y la experiencia del conflicto.

¡¡Este esta siendo un otoño más que interesante!!

La prima de riesgo por las nubes, la mayor parte de las empresas paralizando sus inversiones de todo tipo, a la espera del 20N (como si el 21N las cosas fuesen a ser distintas!!), y España cuesta abajo y sin freno. 

Muchos piensan que las cosas van a mejorar muy rapido. Yo no tengo tan claro. Pero en cualquier caso hay algo que ya sabia, pero que este otoño se me ha hecho transparente: No dejes nunca que el miedo te doblegue. El miedo nos sirve de alerta, nos dice que hay un desequilibrio que se nos acerca; y la reacción normal frente a ese miedo es, o esconderse, que es lo que esta haciendo la mayor parte de las empresas españolas y de los españoles de a pie, o bien cabrearse y culpabilizar a todo lo que se mueve. 

En psicologia este tipo de gesto se conoce como "Fight & Fly", y es una forma tipica de intentar protegerse frente al miedo.

Pero amigos míos, ese miedo que todos tenemos, ¡¡es profundamente humano!!... Es normal que esté ahi!!..hemos de ganar la capacidad de mirarlo, de ver como intenta expandirse dentro de nosotros, y como empieza a crear sentimientos de ansiedad y vacío, que no nos gustan nada, y que intentamos sacudirnos buscando un "culpable" de la situación, que suele ser aquel o aquella persona que por alguna razón, nos hacen un espejo especialmente fuerte de la parte de responsabilidad que tenemos en dejar a ese miedo apoderarse de nosotros y hacernos actuar de un modo injusto e irrespetuoso.



En efecto, somos responsables, no de tener miedo, puesto que eso es inevitable, sino de no reconocer que el hecho de tener miedo no significa que este miedo tenga que dominarnos; somos responsables de actuar no de acuerdo al miedo, sino de acuerdo a nuestros valores y a nuestros principios. Somos, en definitiva, responsables de intentar ser lo mejor que podemos ser, puesto que cuando no lo somos, generamos consecuencias enormemente negativas para el entorno.

Aprender a ser responsable de las propias acciones, y de las consecuencias que estas tienen, no solo es un enorme paso de desarrollo personal, sino que es el primer paso en el camino del auto-liderazgo, en el camino de aprender a ser tu propio y único lider.

En las ultimas semanas, he tenido que trabajar en varios entornos donde el problema esencial era el auto-liderazgo. En algunos casos, con directivos que eran profundamente inconscientes de su enorme necesidad de auto-liderazgo, aunque, y esto es a veces lo más paradójico, no dejaran de hablar de ello en su discurso!!...Precisamente, una de las cualidades del lider es ser capaz de, como dicen los americanos, "walk the talk", esto, es "andar lo que se dice"!!.. En otros casos, directivos concienciados y trabajando en firme que querian trasladarlo con nuestra ayuda a otro nivel organizacional, y finalmente en un trabajo con desempleados, donde la postura más común es la de sentirse víctima,  la de ser un pobre "explotado".

Y en todos los casos, lo más difícil es conseguir que las personas dejen de juzgar y de evaluar todo lo que se dice y hace, para poder "observar" desde un espacio neutral, y sobre todo para poder incluirse a si mismos en la observación. Cuando puedes contemplarte a ti mismo, puedes ver tus patrones de reacción, y puedes verificar si estas "haciendo lo que dices", si tu discurso es bueno, pero no lo practicas con el ejemplo, o si sencillamente te estas excusando en los demás para no tomar responsabilidad de tu situación.

Conectar con tu lider interior, sea cual sea tu situación, significa volverte capaz de concentrarte en aquello que tu "si" puedes cambiar, que es, ni mas ni menos, que a ti mismo. Tu no puedes cambiar lo que ya ha sucedido, pero si puedes cambiar como reaccionarás la próxima vez, si tomaras las responsabilidad de tus acciones, o la negarás de nuevo. Y eso, queridos amigos mios, como dice una buena amiga y socia mia, marca la diferencia.