jueves, 14 de octubre de 2010

El futuro que ya ha sucedido

Alguien me dijo hace unos días, después de una pequeña ponencia que di  en una conocida Fundación en Madrid, que le parecía que mi discurso, al estar centrado en la economía era mas para empresas que para particulares. Puede ser. No obstante, me voy a permitir una cierta critica a esta postura, y como decia cierto político, lo diré sin acritud, para que no parezca que es algo personal.

Me sorprendió sobremanera, el que la persona que me lo decía, una ex-directiva de alto nivel procedente del mundo de la banca, todavía me hablara de mundos distintos..

¿Como se puede pensar todavía que el mundo empresarial y el mundo personal, que la vida privada y la vida profesional son dos ámbitos separados?.... ¿En serio?... se puede inténtar vivir así ...pero dentro de poco buscarás soluciones urgentes, porque el mundo 2.0, el mundo en el que tienes que ser actor en todos los ámbitos esta emergiendo de forma tumultuosa, y todo aquel que no lo entienda, sencillamente sera arrastrado por la ola de cambio. Y se que dicho así suena a amenaza, pero no lo es. Es sencillamente la descripción de una realidad. De hecho, ha sido así, o ha venido siendo así desde hace casi 40 o 50 años, pero no hemos querido verlo.




En mis cursos siempre planteo la misma pregunta, y de momento sigue teniendo efecto: de las tres partes en que podemos dividir un día, 8 horas supuestamente las pasamos durmiendo. De las 16 restantes, como mínimo 10 las pasamos trabajando, y el resto, también trabajando, es decir, limpiando nuestra casa, haciendo la compra, planchando, etc.!!!  ;-) ...es decir, el supuesto tiempo libre no es tal en la mayor parte de los casos. Con algo de suerte un ratito durante el fin de semana. No obstante, y suponiendo que lo tuviéramos, mas del 50% del tiempo real disponible de un día (10 horas sobre 16) lo pasamos en el ámbito profesional. Y  aun así ¿seguimos pensando que el trabajo es solo un "compromiso" que cumplir para "Sobrevivir" o "ganar dinero"?...¿ Sabéis a lo que da lugar una actitud como esa?...a la esquizofrenia. Eres una persona amargada cuando trabajas, y crees que podrás liberarte cuando salgas del trabajo..cosa que luego realmente no pasa..en fin, no quiero extenderme con un fenómeno de sobra conocido. Todavía, por lo que parece, estoy "shockeado" por la actitud de la directiva de turno. Fue uno de esos comentarios que de repente te trasladan al jurásico del mundo de la gestión.

El mundo antiguo se ha terminado. No hay mas vueltas que darle. Ha muerto. Ya no hay posibilidad de mirar para otro lado. O eres proactivo o no tienes valor que aportar. Ser pasivo no es ya una opción más. O contribuyes u otro contribuirá por ti creando "su" realidad y no la tuya, y además no podrás quejarte, porque tú lo elegiste así.

Hace mas de veinte años, el famoso guru del managemente Peter F. Drucker, escribia lo siguiente:
"En los asuntos humanos –políticos, sociales, económicos, y de negocios – es absurdo intentar predecir el futuro. Pero es posible – y fructífero – identificar los grandes eventos que ya han sucedido, irrevocablemente, y que  por tanto tendrán un efecto predecible en una o dos décadas. Se trata de identificar y prepararse para el «futuro que ya ha sucedido...».
No se trata por tanto de que uno sea mas o menos listo prediciendo el futuro, sino de observar con objetividad y claridad lo "ya sucedido" y dejar de imaginar, de desear, que las cosas vuelvan a donde estaban. Leed el ultimo informe del fondo monetario internacional (), y cito:
"Alcanzar el objetivo de “una recuperación mundial sostenida, equilibrada y sólida, establecido en Pittsburgh por el Grupo de los Veinte (G-20), nunca iba a ser una tarea fácil. Requiere mucho más que volver a la situación anterior."
(http://www.imf.org/external/spanish/pubs/ft/WEO/2010/02/pdf/texts.pdf)
Como podéis ver, ya esta certificado. Es "mucho mas que volver a la situación anterior". ¿Que mas necesitamos para entender que el mundo ha cambiado por completo?...estamos viviendo los estertores del pasado, y poco a poco la nueva realidad se impondrá, o de hecho, se impone.

Mi análisis, en grandes rasgos, no es muy distinto de lo que ya he dicho en muchos otros posts, especialmente los que dedique a la crisis económica y que podéis leer en este mismo blog, aunque algunos de ellos están en inglés, pues proceden de mi antiguo blog, cuando vivía fuera de España. No obstante, a efectos de documentación, son útiles, y desde luego estoy seguro de que serán interesantes para los que puedan leer inglés

 (http://joaquinaguado.blogspot.com/2008/11/global-financial-crisis-death-of_1098.html;
http://joaquinaguado.blogspot.com/2008/11/global-financial-crisis-death-of.htmlhttp://joaquinaguado.blogspot.com/2008/11/global-financial-crisis-death-of_24.html; http://joaquinaguado.blogspot.com/2008/09/la-crisis-financiera-global-el.html;
http://joaquinaguado.blogspot.com/2008/11/la-crisis-financiera-global-el.html).

A lo largo del siglo XX, hemos pasado de una economía centrada en los productos a una economía centrada en los servicios. La crisis de 2007 ha marcado un nuevo hito: la economía de servicios ha terminado. Ahora estamos en una economía de conocimiento e innovación. Ya no buscamos satisfacer al cliente, porque el nuevo cliente no quiere "ser satisfecho". El nuevo cliente quiere ser escuchado, y quiere ser partícipe de lo que sucede. La nueva economía, la nueva organización es la organización que crea espacios de conversación y co-creación con, y lo que es más importante, "para" sus clientes.

En el terreno personal, hemos pasado de un mundo ordenado y estructurado, lleno de reglas no escritas pero universalmente aceptadas, a un mundo de exploración y discusión de ideas, hasta llegar a donde estamos hoy: un mundo en el que no se trata de explicar lo que sucede, sino de sentir, de conectar con lo que sucede y ser "autor" de lo que sucede, autor de tu propio futuro.

Dar ordenes, ya no vale. Dar ideas y explicar conceptos, ya no vale. Tener buena disposición no es suficiente. Ni siquiera ayudar sin mas es suficiente. Estamos en un nuevo entorno: crea espacios para los otros. Inspira para sacar lo mejor de los demás sin controlar y sin dar ordenes. Suelta las riendas y deja de "hacer" para que otros hagan.

¿Sabes como hacerlo?...¿Sabes hacer sin hacer?... ¿Sabes hablar en silencio?....


Continuará.

P.D.: Un caso de vuelta al mundo 1.0

Lo curioso de las organizaciones 1.0 es que no tienen memoria mas alla de sus directivos, y por tanto no aprenden como organización. La persona que me dijo lo que mencionaba mas arriba, era una nueva directiva, que no había entendido que lo que presenté fue la respuesta a la petición de un enfoque específico de la directiva anterior. Esta nueva directiva, haciendo gala de una disposición típica de la antigua escuela, se me presento 10 minutos antes de mi conferencia (tratándome como a un simple proveedor de conocimiento, en lugar de como a un socio potencial), intento crear un falso "rapport" que no logró, y cuando "no la convenció" mi "producto" me dio excusas variadas para no continuar el proceso de colaboración. Esto es un ejemplo de como no ser un directivo 2.0, y desde luego de como no ser una organización que entiende el mundo por venir.
Este comportamiento se centra fundamentalmente en lo que "yo entiendo" que es bueno para mis clientes, lo cual lleva a repetir una y otra vez los mismos comportamientos, basados en mis propios juicios, pero no me permite percibir los cambios hasta que es demasiado tarde y, por decirlo así, los cambios se me echan encima.

Lo lamento por ambos, la directiva y la organización. Veremos, y creo que no tardando mucho, que resultado da volver al pasado en una época que pide cambios radicales hacia el futuro. Ojala me equivoque, y tenga que admitirlo, pero creo sinceramente que la organización se encontrará mas pronto que tarde con una barrera insuperable por falta de conexión con sus socios potenciales, y con su propia clientela. Esta organización ha dejado de hablar y solo ofrece "productos"...que Dios, si existe, los ampare, y les haga recordar que su sentido, al menos a mi entender, es precisamente, el de ayudar a crear conexión.