miércoles, 19 de noviembre de 2008

La Nueva Economia: Adam Smith y John Nash. Del capitalismo neocon al Colaboracionismo Social.

Adam Smith, en su libro "La riqueza de las naciones", deja muy claro que el proceso economico del libre mercado funciona solo en tanto en cuanto cada ser humano es capaz de mantener el correcto equilibrio entre su egoismo personal y la percepción de las necesidades de los demas. Este segundo aspecto, esta conectado con su obra anterior, "La Teoria de los sentimientos morales".

En esta ultima obra, en su capítulo I, Adam Smith refiere literalmente lo siguiente: "Por más egoista que se pueda suponer al hombre, existen evidentemente en su naturaleza algunos principios que lo mueven a interesarse por la suerte de otros, y a hacer que la felicidad de estos le resulte necesaria, aunque no derive de ella mas que el placer de contemplarla"(Adam Smith, "La riqueza de las naciones", Ed. Alianza Editorial, pg. 12).



La coexistencia del egoismo individual con la percepción y satisfaccion empatica de las necesidades ajenas, se hace posible, según el propio Smith, mediante la existencia de un aspecto de la conciencia humana que el llama " el espectador imparcial". Este es el un estado interior, un colocarse por encima de lo "personal", de manera que podamos encontrar el adecuado equilibrio entre nuestros intereses y los intereses del conjunto.

Por tanto, Adam Smith nunca afirmo que habia que ser egoistas, sino que era necesario "ponderar el interes propio con el interés del conjunto". Adam Smith nunca predicó a favor del llamado capitalismo salvaje, ni ataco al estado en si mismo. De hecho, critico duramente a los empresarios mercantilistas amasadores de riqueza, y ataco a los estados que daban "trato de favor" a determinados empresarios. No ha sido Adam Smith quien ha creado el capitalismo, sino determinado aspecto del mundo anglosajon, interesado en presentar un mundo unilateral opuesto a los ideales del comunismo despues de la II guerra mundial. Ese capitalismo salvaje, presentado como el adalid de la libertad individual, es una falacia, una mentira deliberada, del mismo modo que el comunismo de estado es otra mentira social, que ha creado decadas de sufrimiento en el mundo.


Este interesarse por el projimo, por el conjunto, del que habla Adam Smith, se ha perdido paulatinamente desde el siglo XVIII hasta nuestros días, a medida que la humanidad ha ido ganando libertad individual. Es el precio que hemos pagado. La negación del principio de empatia social por parte del mundo anglosajón no es más que el reflejo de su miedo al futuro, de su miedo a perder las estructuras sociales que aun mantienen, basadas en el poder individual que otorga la propiedad privada del dinero. Pero este poder no es más que una ilusion. Las fortunas de hace algunos meses ahora se han evaporado en buena parte con la caida de los mercados bursátiles, con la caida de los fondos de inversión. El dinero en los bancos ya no es tan seguro como antes, o al menos todos vivimos ahora con el pensamiento de que podemos perder nuestro dinero en cualquier momento. Ahora comenzamos a aprender que esta "libertad" individual que el mundo anglosajon pretende defender, no es una libertad de actuación en el sentido clásico; no se trata de hacer "lo que me de la gana", sino que se trata de la posibilidad de actuar de tal forma que la necesidad propia y ajena sean debidamente satisfechas. Se trata de crear el equilibrio entre la necesidad personal y la necesidad del conjunto.


Decir, por tanto, que la busqueda del máximo beneficio va en contra de un proceso económico sano, no es ser un iluso, sino al contrario, es precisamente, reivindicar al así llamado padre de la economia moderna, Adam Smith
. Todos aquellos que defienden este beneficio individual como el unico motor exclusivo del proceso economico basado en el libre mercado, sencillamente son incapaces de entender a Adam Smith, y son asimismo incapaces de entender lo que significa el concepto de "libertad humana". Se dejan guiar unicamente por su miedo y su ambición, en lugar de entender que el único sentido del proceso economico es la colaboración y la mutua cobertura de las necesidades humanas.

John Nash, el famoso mátematico cuya vida se retrata en la película "Una mente brillante", formuló de forma matemática le teoria de la colaboración (también conocida como teoría de juegos"), por la cual gano el premio nobel años más tarde. Con ella, perfecciona y presenta la validación cientifica de las ideas de Adam Smith. De acuerdo con la teoria de Nash (que durante casi 20 años se ha venido aplicando, por ejemplo, en las rondas negociadoras del GATT), en los procesos económicos, en los procesos de creación de riqueza, y en general, en cualquier proceso social, el mejor resultado es aquel que se logra cuando todos los miembros del organismo social buscan la mejor solucion posible para si mismos y para el conjunto.

¿Como hacer esto?....asociaciones de empresas con formulas de autofinanciacion y movilidad funcional; aprendizaje de capacidades negociadoras; asociaciones reales de consumidores centradas en negociación con productores y distribuidores;...esto son solo algunos ejemplos. Se pueden crear muchos más. Hay que aprender, hay que trabajar, hay que actuar.


Un nuevo mundo se abre ante nosotros: todo esta por hacer!!!